And the Oscar goes to: El Discurso… de siempre

Ayer fue día de resaca Post-Oscars, una edición que, bajo mi punto de vista, dejó mucho que desear en cuanto al reparto de premios se refiere.

La gran vencedora de la noche fue ‘The King’s Speech’ con Oscar a mejor película y dirección para Tom Hooper. Hace unos meses, cuando vi ‘The King’s Speech’ en el cine pensé sin dudarlo: Oscar seguro. Por aquel entonces no había visto ni una tercera parte del resto de películas nominadas entre las que se encontraba ‘Black Swan’.

Sinceramente esperaba más para ‘Black Swan’, era una apuesta arriesgada la de Aronofsky de llevar a la gran pantalla otra forma de ver cine en la que el espectador debe implicarse en la película para entender, descifrar y completar la trama (al igual que ‘Inception’).

‘The King’s Speech’, en cambio, es una película lineal, previsible y sin ninguna novedad destacable en cuanto a la ruptura de esquemas. Simplemente te sientas y miras. Con esto no quiero decir que el film no valga la pena -a mi me encanto-, pero si hablamos de innovar, de atraer público a las salas, de cambiar el punto de vista de las películas comerciales que estamos acostumbrados a ver, ‘The King’s Speech’ no es la más apropiada.

El discurso de siempre. Alardeamos de modernidad pero al final se acaba premiando el “valor seguro”. Aquella voluntad rompedora que la Academia dejó entrever al otorgar los premios a ‘Slumdog Millionaire’ y a ‘The Hurt Locker’ en las pasadas ediciones, parece que ha quedado en el olvido. Es más, parece que hayamos retrocedido en los que ha nuevas formas de hacer cine se refiere. Este era un año con propuesta arriesgadas (‘Winter’s Bone’, quizás el ejemplo más cercano al cine independiente en los Oscar), era un año para romper y seguir innovando con nuevas propuestas.

A parte de eso considero que al otorgar el Oscar a ‘The King’s Speech’ las salas de cine están perdiendo público. ¿Que por qué? Porque ‘Black Swan’ es una película para ver en pantalla grande y con sonido envolvente para poder disfrutar de la Banda Sonora que, sin duda, es una parte fundamental del film (al igual que ‘127hours’). La experiencia que se vive no es para nada la que puedes vivir delante de la pantalla de tu ordenador. ‘The King’s Speech’ no es tan espectacular. Siento decirlo amiga Sinde, pero se puede ver tranquilamente sentado delante del ordenador, desde internet, sin que eso altere la percepción que se puede tener de la película. El impacto que ‘Black Swan’ genera en el cine, no lo consigue ‘The King’s Speech’

Para acabar decir que una de las cosas que más me fastidia del hecho que ‘Black Swan’ no se haya llevado el Oscar a mejor Película es que serán muchos los espectadores que optaran por no verla.

Está claro que los Festivales Europeos son los que verdaderamente valen la pena. Y lo dicho, si la Academia hubiese querido hacer un bien por el cine y la innovación, debería haber apostado por ‘Black Swan’ (y Aronofsky no me da comisión).

Aquí tenéis unas fotos con los modelitos de las estrellas:

http://totallycoolpix.com/2011/02/the-2011-oscars/

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cine. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a And the Oscar goes to: El Discurso… de siempre

  1. dikershaft dijo:

    ¡Cuánta razón tienes! En el fondo, los Oscar son un bluf… Para mí no tienen credibilidad alguna pero, por alguna extraña razón, me es inevitable interesarme por la gala y las películas implicadas año a año.

    Pues eso, que ‘El discurso del rey’ no me parece, ni de lejos, la mejor película del año… Ni Tom Hooper el mejor director. Tengo que decir que el film me gustó muchísimo, pero como bien dices, es una película que no arriesga, que va sobre seguro, es una película MUY clásica. Desde el principio, ya podemos adivinar que el film va a seguir una estructura que, a estas alturas, ya está sobadísima [personaje con un conflicto -> ayudante secundario que se implica al máximo por resolver ese conflicto -> resolución del conflicto ante todo el mundo en una “actuación final”].

    Como ya dije al principio, pienso que los Oscar ya no tienen credibilidad y ninguna de las 10 candidatas me ha parecido la película del año, pero la que más se le acercaba ha sido, sin duda alguna, ‘Black Swan’. Aronofsky arriesga y acierta, va más alla que el resto de películas nominadas. Como bien dices, implica al espectador, lo mete en la piel del personaje de Natalie Portman y hace que empatice con él, que forme parte del proceso de destrucción de Nina. La banda sonora, la fotografía, los movimientos de cámara… esas pequeñas cosas que contribuyen a que el film gane en a intensidad y que se convirtiera, a mi gusto, en una película a recordar como gran triunfadora del 2010.

    Pero no, por algún extraño motivo, parece ser que ‘El discurso del rey’ merece pasar a la historia de los Oscar… y yo aún estoy buscando qué es lo que aporta de nuevo esta película al mundo del Cine.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s